La inversión en publicidad online sigue creciendo en España

La IAB Spain (Interactive Advertising Bureau) acaba de presentar su informe semestral sobre la  inversión de publicidad en medios interactivos durante el primer semestre de 2010.

El dato importante es que la publicidad en Internet vuelve coger fuerza tras la ralentización que hubo durante el primer semestre de 2009, con una inversión declarada de 377 millones de euros, un 20 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

Esta inversión supone que los medios interactivos son el tercer soporte de publicidad en España, además de ser donde más ha crecido la inversión publicitaria, seguidos por la televisión (7,4 por ciento), mientras que en prensa y revistas ha caído (2,4 y 6,5 por ciento, respectivamente).

A reseñar dos conclusiones del informe de la IAB:

  • recuperación del ritmo de crecimiento de la publicidad display (un 28 por ciento más que el S1 del pasado año)
  • estancamiento en la inversión de publicidad en móviles (sólo crece un 1,3 por ciento, con una aún muy limitada inversión de 1,54 millones de euros)

Nuevos modelos de negocio para los nuevos tiempos digitales

Los nuevos tiempos digitales están obligando a inventar y desarrollar nuevos modelos de negocio.

Precisamente una de las críticas más comunes que recibe internet (como si se pudiera “criticar” el agua en movimiento…) es que no “monetiza”, no es “rentable”, y, por contra, está rompiendo muchos modelos de negocio que venían funcionando desde siempre.

Esto último es totalmente cierto y, además, muchos sectores ya no volverán a funcionar con los modelos que venían funcionando. La cuestión ahora es adaptarse a los nuevos tiempos digitales.

En un interesante artículo publicado en dos partes en rtve.es, Modelos de negocio: cómo ganar dinero en un mundo perfectamente copiable, Javier Candeira detalla nuevas y numerosas formas de ganar dinero que están aplicando distintos creadores de contenidos, en concreto, de musica y literarios.

La importante conclusión tras su lectura es que estamos abocados a una vorágine de creaciónde nuevos modelos de negocio.

Vía: Twitter de Julio Alonso

El cambio está en la intermediación y distribución de los contenidos

En el gran debate que se está produciendo a raiz del anuncio del anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, y del manifiesto en defensa del libre ejercicio de libertades, y respaldado másivamente por el mundo de internet, son muchos los conceptos y términos que se mezclan y confunden.

Pero lo cierto es que el avance tecnológico que supone internet está impulsando un nuevo modelo de relación entre los generadores de contenidos y los usuarios que los disfrutan y consumen. Y la clave de dicho nuevo modelo es la ruptura de los sistemas de intermediación y distribución de los contenidos.

Hasta hace poco, para escuchar la música y las canciones creadas por un autor, era necesario un sistema de producción y distribución cuyo resultado final se plasmaba en un CD que teníamos que comprar en una tienda. Ahora, con internet, un autor puede crear su música con sistemas digitales y darla a conocer distribuyéndola libremente por la red.

Continue reading “El cambio está en la intermediación y distribución de los contenidos”

No se aclaran con Internet, ni el Gobierno ni los altos ejecutivos de los grandes Medios

La publicación del Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, y el peligro de sus efectos negativos sobre el libre ejercicio de las libertades de información, expresión y acceso a la cultura en Internet, es una muestra más de que los poderes fácticos no se aclaran con Internet.

Buena muestra de ellos son las anécdotas que cuenta Alvy, del blog Micorsiervos, tras la urgente reunión con la ministra de Cultura, González-Sinde. Su desconocimiento sobre lo que representa Internet es tán supino como el que tienen los altos (y “veteranos”) ejecutivos de los grandes grupos de Medios de Comunicación.

El fenómeno de Internet es tan distorsionador para los modelos tradicionales, y su desarrollo ha sido tan despreciado por los grandes poderes fácticos, que ahora que Internet es en todos los sectores una realidad incontestable, y que ya no pueden ser indiferentes ante su desarrollo, se encuentran con que no tienen ninguna capacidad para analizarlo y,al contrario, les confunde completamente. Como le sucede al Gobierno.

Y esto además está creando una barrera social entre quienes “viven” Internet y aprecian y valoran todas sus capacidades, y quienes hasta ahora lo han visto como una herramienta marginal.

La fiebre que se está extendiendo entre los altos ejecuticos de los grandes Medios de Comunicación es una fiebre destructiva. Tratan de conservar el modelo tradicional del negocio de los Medios, y no quieren ver que con Internet hace ya tiempo que el modelo ya se ha roto para siempre.

Y no es excusa pensar que todavía no existe un contrastado  nuevo modelo para los Medios en esta nueva era digital. Precisamente eso es lo más atrayente, hay que crearlo entre todos. Eso sí, antes hay que aclararse con lo que supone el fenómeno de Internet e, insisto, hay que crear, no conservar o destruir.

En defensa de los derechos fundamentales en internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial – un organismo dependiente del ministerio de Cultura -, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.