Factual, un modelo que no funciona

Se va confirmando que Factual es un modelo que no funciona. Tras la sorprendente “espantada” de Arcadi Espada, su director, y las dudas sobre otros posibles motivos, al final se confirma por donde van los tiros.

Factual nació apenas hace dos meses como un medio generalista online bastante peculiar. Hay que aplaudir los esfuerzos innovadores en los formatos o en las líneas editoriales, pero cualquier nuevo proyecto no se puede permitir grandes errores en su modelo de negocio.

Hace poco más de un mes planteaba mis dudas sobre la propuesta de medio generalista de suscripción de pago por los lectores. En mi opinión, iba a contracorriente, y eso a pesar de la fiebre que se ha propagado entre las grandes editoras tradicionales, que en una huída hacia ninguna parte quieren generalizar el pago por acceder los contenidos generalistas de sus medios online.

En el caso de Factual, por desgracia, se ha constatado que iba a contracorriente.

Con independencia de otros factores, como una posible errónea línea editorial, o diferencias personales entre quienes han impulsado el proyecto, ya parece claro que se ha cometido un error ¿de libro?: la combinación de una fórmula errónea, como es la suscripción de pago para acceder a contenidos generalistas, con un consiguiente error en el plan de negocio.

Ahora, con urgencia, Factual trata de cambiar el rumbo, a la vez que afronta despidos. Posiblemente ya sea tarde…

Del resultado del proyecto de Factual (como del de Soitu) hay que aprender. Pero lo peor es que habrá otros que seguirán tropezando con la misma piedra.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *